Saltar al contenido

No he trabajado nunca, ¿tengo derecho a alguna ayuda o pensión?

no he trabajado nunca

Con carácter general, las personas que no hayan trabajado nunca no podrán optar a las prestaciones por desempleo, ya que éstas pretenden proteger a los trabajadores que se encuentran en situación de desempleo. Aún así, existen determinadas situaciones que permitirían percibir determinadas ayudas aunque no se haya trabajado ni cotizado nunca.

no he trabajado nunca

1. ¿Puedo cobrar el paro si no he trabajado nunca?

La prestación por desempleo, conocida comúnmente por el paro, va dirigida únicamente a aquellos trabajadores que han perdido su empleo de forma involuntaria. Además, esta no es la única condición que se exige, sino que la persona debe haber cotizado al menos 360 días en los últimos seis años. Por tanto, si no se ha trabajado nunca, no se han obtenido las cotizaciones mínimas para poder acceder a la prestación contributiva por desempleo.

Otra cuestión es que el trabajador sí hubiera cotizado pero no contara con el mínimo de 360 días. En este caso podría acogerse al subsidio por insuficiencia de cotización, que se configura como una ayuda para proteger precisamente a personas que se encuentren en esta situación. Las personas que no han trabajado nunca no podrán tampoco acogerse a este subsidio por desempleo, pues es requisito imprescindible tener como mínimo tres meses cotizados.

2. Los subsidios por desempleo si no hemos trabajado nunca

Al igual que la prestación por desempleo, los subsidios por desempleo tienen el objetivo de proteger al trabajador que pierde su empleo involuntariamente. Sin embargo, existen algunas situaciones en las que sí es posible acceder a un subsidio por desempleo a pesar de que la persona no haya trabajado nunca.

  1. Liberados de prisión. Aquellas personas que se hayan visto sometidas a una pena privativa de libertad de al menos seis meses podrán solicitar el subsidio para los liberados de prisión siempre que cumplan con todos los requisitos que se exigen para poder cobrar esta ayuda.
  2. Personas que mejoran su estado de salud y están cobrando una pensión de invalidez. En este caso, aquellas personas que cobraban una pensión debido a su incapacidad o invalidez y mejora su estado de salud podrá solicitar el subsidio por mejoría de una incapacidad. Al igual que para los liberados de prisión, necesitarán cumplir todos los requisitos necesarios para poder solicitarla.
  3. Emigrantes que regresan a España. En el caso de personas que hayan estado trabajando en determinados países y deciden retornar a España, pueden acogerse al subsidio para emigrantes retornados, teniendo en cuenta que para poder hacerlo, sí que se exige que hubieran trabajado con al menos doce meses en los seis años anteriores a su salida. Si no han trabajado nunca en España podrán acogerse entonces a la Renta Activa de Inserción que la desarrollaremos en el apartado siguiente.

3. ¿Puedo solicitar la Renta Activa de Inserción si no he trabajado nunca?

Aquellas personas que no hayan trabajado nunca, tienen la opción de poder solicitar la Renta Activa de Inserción, conocida con las siglas RAI. Se trata de una prestación de carácter asistencial y extraordinaria que pretende proporcionar los medios necesarios para que el beneficiario logre reinsertarse en el mercado laboral. Además, la persona cobrará una ayuda económica que le servirá de apoyo mientras logre un trabajo.

Podrán beneficiarse de esta ayuda sin haber cotizado nunca las personas que se encuentren en alguno de estos dos supuestos:

  • Víctimas de violencia de género o doméstica
  • Emigrantes retornados

Los trabajadores emigrantes que retornan a España no necesitarán acreditar que llevan 12 meses inscritos en el SEPE como desempleados, siendo este un requisito imprescindible que deben acreditar los demás solicitantes para acogerse a este subsidio.

Por último, las personas que mejoran su estado de salud y estaban percibiendo una pensión de invalidez en la modalidad no contributiva, no tendrán que reunir el requisito de las rentas anuales para poder beneficiarse de la RAI.

4. La jubilación no contributiva

Un trabajador necesita tener cotizados al menos quince años para poder acceder a la pensión de jubilación contributiva. Pero ¿Qué ocurre si la persona no cuenta con las cotizaciones suficientes para poder cobrarla? En ese caso, podrán solicitar la jubilación no contributiva, siendo ésta una prestación económica a la que podrán acogerse aquellas personas que no han trabajado nunca y se encuentren en situaciones de especial necesidad y no cuenten con recursos suficientes.

Ayudas para mayores de 65 años que no hayan cotizado

Con carácter general los beneficiarios de la jubilación no contributiva deberán tener al menos 65 años cumplidos en el momento de la solicitud y no tener ingresos anuales superiores a los topes de renta que se establezcan anualmente. La jubilación no contributiva tiene carácter vitalicio, por lo que se cobrará hasta que el beneficiario fallezca.

Las solicitudes podrán presentarse en:

  • Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). Ceuta y Melilla siempre debe tramitarse a través de esta vía.
  • Servicios Sociales autonómicos.
  • Oficinas de la Seguridad Social.

Puede descargarse el modelo oficial de solicitud aquí.

Encontrará la Información completa en este enlace.

5. Ayudas para jóvenes que nunca han trabajado

Los jóvenes que nunca han trabajado no tienen protección por desempleo ya que no cumplen los requisitos mínimos de cotización exigibles. Desde los programas estatales como como puede ser la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven orientada a proteger a los jóvenes, se intenta proporcionar un conjunto de medidas y acciones destinadas a que puedan incorporarse al mercado laboral, bien sea incentivando a las empresas, poniendo a disposición de los jóvenes una relación de cursos de formación gratuita o la la tarifa plana para aquellos jóvenes menores de 30 años que deciden emprender e iniciar una actividad por cuenta propia.

Además tienen la opción de inscribirse en el Sistema de Garantía Juvenil y apuntarse al paro para tener acceso a cursos SEPE gratuitos que cuentan algunos con compromisos de contratación después de la formación o la obtención de títulos profesionales.

Amplíe la información en relación a las ayudas para jóvenes aquí.

6. Los salarios sociales

Las comunidades autónomas gestionan los denominados salarios sociales o rentas de inserción que están destinadas a personas consideradas en riesgo de exclusión social por no contar con los recursos mínimos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas.

Las personas que no hayan trabajado nunca y se encuentren en situaciones de especial necesidad económica podrán solicitar estas ayudas económicas siempre que cumplan los requisitos que cada comunidad autónoma exige para poder cobrarlas.

Para ampliar información pincha en tu comunidad:

Andalucía (Ingreso Mínimo de Solidaridad)
Cataluña (Renda Garantida de Ciudadanía)
Comunidad de Madrid (Renta Mínima de Inserción)
País Vasco (Renta de Garantía de Ingresos)
Castilla y León (Renta Garantizada de Ciudadanía)
Comunidad Valenciana (Renta de Garantía de Ingresos Mínimos)
Cantabria (Renta Social Básica)
Murcia (Renta Básica de Inserción)
Islas Canarias (Prestación Canaria de Inserción)
Galicia (Renta de Inclusión Social)
Aragón (Ingreso Aragonés de Inserción)
Islas Baleares (Renta Social Garantizada)
Castilla la Mancha (Ingreso Mínimo de Solidaridad)
La Rioja (Renta de Ciudadanía)
Asturias (Salario Social Básico)
Ceuta (Ingreso Mínimo de Inserción Social)
Melilla (Ingreso Melillense de Integración)
Extremadura (Renta Extremeña Garantizada)
Navarra (Renta Garantizada)

7. Ingreso Mínimo Vital IMV

El Instituto Nacional de la Seguridad Social INSS gestiona el Ingreso Mínimo Vital, una ayuda destinada a proteger a aquellas personas que no disponen de ingresos suficientes para poder satisfacer sus necesidades básicas y no pueden acogerse a ninguna otra ayuda o pensión estatal. Las personas que no hayan trabajado nunca y no posean cotizaciones, también podrán acogerse a esta prestación si reúnen los requisitos.

Desde el 15 de junio de 2022 puede solicitarse esta ayuda y podrá hacerse desde la Sede Electrónica o acudiendo presencialmente a las oficinas tras la obtención de la cita previa en la Seguridad Social.

Para poder ser beneficiario del IMV las personas deberán reunir una serie de requisitos y para ello, la Seguridad Social pone a disposición de las personas interesadas una página para comprobar si se reúnen o no las condiciones para poder cobrar esta ayuda. Pinche aquí y acceda directamente al simulador.

Para conocer las cuantías, duración, documentación necesaria y descargar modelos de solicitud clique en el siguiente enlace: Ingreso Mínimo Vital IMV

8. ¿Tengo derecho a alguna ayuda o pensión si no he trabajado nunca?

Como has podido comprobar existen determinadas ayudas a las que sí pueden acogerse quienes no hayan trabajado nunca, siempre que reúnan los requisitos necesarios para poder ser beneficiario de las mismas. La gestión de estas ayudas y pensiones corresponde a diversos organismos y administraciones, de entre las cuales, se encuentran los siguientes:

  • El Instituto Nacional de la Seguridad Social INSS
  • Instituto de Mayores y Servicios Sociales IMSERSO
  • El Servicio Público de Empleo Estatal SEPE
  • Administraciones Autonómicas de Bienestar Social
  • Entidades Locales y Municipales

Otra Información de Interés:

Si quieres conocer todas las ayudas y prestaciones disponibles para el año 2022 consulta nuestra guía de ayudas.