Qué necesito para solicitar una hipoteca

A la hora de concederte una hipoteca, los bancos se asegurarán de que cumples una serie de requisitos. Si no sabes cuáles son, toma nota, ¡te damos todos los detalles!
que-necesito-para-solicitar-una-hipoteca

¿Estás pensando comprarte una vivienda? En ese caso probablemente tengas que pedir una hipoteca. Pero, ¿sabes los requisitos que debes reunir para que te la concedan? A continuación te explicamos qué necesitas para solicitar una hipoteca.

1. ¿Qué necesito para solicitar una hipoteca?

Obtener una hipoteca es un proceso de negociación que normalmente realizan las agencias inmobiliarias, ya que estas empresas son expertas sobre la documentación que hay que presentar y las gestiones que hay que hacer en los bancos.

No obstante, para conseguir una hipoteca debes saber que tendrás que cumplir con una serie de requisitos. En los siguientes apartados te explicamos con detalle cuáles son.

2. Requisitos para solicitar una hipoteca

Si vas a comprar una vivienda y necesitar pedir una hipoteca, asegúrate de cumplir los siguientes requisitos:

Tener ahorrado el 35% del valor de la vivienda

El primer requisito imprescindible a la hora de pedir una hipoteca es contar con suficientes ahorros. A día de hoy los bancos no financian el valor de la vivienda al 100%. Normalmente conceden el 80% del valor más bajo entre el de la tasación y el de la compraventa. El resto del dinero tenemos que ponerlo nosotros de nuestro propio bolsillo.

Veámoslo mejor con un ejemplo. Imaginemos que el valor de tasación de la vivienda es de 80.000 euros, pero que su valor real de adquisición es de 100.000 euros. En este caso lo normal es que el banco nos conceda solo 64.000 euros, que es el 80% del valor de la tasación, es decir, el más bajo de los dos.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que hemos de hacer frente a los gastos que supone formalizar la hipoteca. Estos gastos suelen tener un coste de entre un 10% y un 15% del precio de la vivienda.

Es decir, que para que te concedan una hipoteca debes contar con unos ahorros de aproximadamente el 35% del valor de la vivienda. Además, debes consultar cuánto te costarían los gastos de compra de la vivienda, ya que también deberás de hacerles frente.

Contar con unos ingresos estables de al menos 2.000 euros al mes

Para conceder una hipoteca, el banco exige contar con un trabajo indefinido, estable y con un salario alto.  A día de hoy es difícil que te concedan una hipoteca si tu nómina es menor de 2.000 euros al mes. Si piensas comprar la vivienda con otra persona, os exigirán que ganéis este dinero entre los dos.

La razón de esta exigencia es que los bancos normalmente no conceden una cuota hipotecaria superior al 35% de los ingresos mensuales.

A menos que ganes 2.000 euros al mes, o que estos sean los ingresos totales con los que contéis tú y los demás titulares de la vivienda, será complicado que te concedan una hipoteca.

Disponer de un avalista

Resulta complicado pedir hipoteca sin aval, a menos que se cuente con una gran solvencia económica. En la mayoría de los casos es necesario contar con la garantía de un aval.

Pero, ¿cuál es el papel del avalista en la hipoteca?

El avalista responde solidariamente de la hipoteca, lo cual quiere decir que si el titular deja de pagar, el banco se puede dirigir a él en las mismas condiciones. Cuando una persona firma como avalista de una hipoteca, se compromete a:

  • Avalar la deuda tanto con los bienes que cuenta en ese momento, como con los que cuente en el futuro.
  • Ser el avalista de los herederos del titular de la hipoteca, en caso de que este fallezca antes de terminar de pagar.

Si quien fallece es el propio avalista, los herederos de este heredan su responsabilidad con respecto a la hipoteca. Por estos motivos, lo cierto es que ser avalista es un riesgo. Esto hace complicado encontrar a alguien que esté dispuesto a ello, a menos que se trate, por ejemplo, de un familiar muy cercano.

No tener deudas importantes sin pagar

Si tienes algún tipo de deuda por la que aparezcas en un registro de impagados, como el RAI o el Asnef, te será completamente imposible conseguir una hipoteca. Los bancos jamás conceden hipotecas a quienes se encuentran en estas circunstancias.

Si te encuentras en el Asnef y ya has cumplido tu deuda, accede al siguiente artículo para que te borren de esta lista de morosos:

CÓMO SALIR DE LA LISTA DE MOROSOS DEL ASNEF-EQUIFAX

3. ¿Puedo pedir un crédito hipotecario si no tengo aval?

Aunque conseguir una hipoteca sin contar con un avalista es muy complicado, no es tarea imposible. Eso sí, los bancos se asegurarán de que tu situación económica es fiable, y que no tendrás problemas a la hora de hacer frente a la hipoteca.

Los requisitos hipoteca sin aval son básicamente los siguientes:

  • Si no vas a emplear más del 35% de tus ingresos mensuales en pagar la hipoteca, en principio es posible que no te soliciten contar con un avalista para concedértela.
  • También es recomendable que pidas la hipoteca en una entidad bancaria en la que ya te conozcan bien, y sepan con exactitud cuál es tu situación. No está de más que sea un banco en el que ya hayas solicitado algún crédito con anterioridad. Te beneficiará especialmente que sepan que eres un cliente cumplidor, que paga puntualmente.
  • Eso sí, lo normal es que te pidan que contrates un seguro de hipoteca adicional, que tendrás que pagar junto con la cuota mensual del crédito. Mediante este seguro el banco se asegura de cobrar la hipoteca, en caso que surja algún contratiempo que te impida hacerle frente.

Más información

Si crees que no vas a poder a acceder a la compra de una vivienda a causa de tus ingresos, quizás puedas comprar una VPO. Accede a los siguientes artículos para obtener más información:

CÓMO CONSEGUIR UN PISO DE PROTECCIÓN OFICIAL

CÓMO APUNTARSE A VIVIENDAS DE PROTECCIÓN OFICIAL

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *