Saltar al contenido

Descubre cómo identificar a falsos prestamistas por Internet

Descubre cuáles son las pistas fundamentales para saber si estás ante un préstamo online falso.

Falsos prestamistas por Internet

Hoy en día existen muchas opciones a la hora de conseguir un crédito, sobre todo gracias a Internet.

Pero el problema es que gran cantidad de personas necesitan préstamos desesperados para salir urgentemente de un bache económico, y de este modo pueden llegar a encontrarse con un falso prestamista en la red.

Por desgracia a día de hoy hay muchos créditos que no son legales. Así que si quieres saber cómo descubrir que te encuentras ante uno de estos estafadores, quédate en CursosInemWeb y te daremos todas las pistas en este post.

1. ¿Quiénes son los prestamistas que no te piden dinero por adelantado?

No piden dinero previamente a los clientes los prestamistas que tienen negocios legales, y que comercializan prestamos rápidos y personales cumpliendo con la normativa vigente (como las Fintech).

2. ¿Cómo saber si te están estafando por Internet?

Identificar un préstamo falso no es complicado. Te recomendamos que prestes atención a los siguientes aspectos para saber si estás ante uno:

Fíjate en si las condiciones benefician al prestamista

En principio lo normal es que los préstamos supongan una ventaja también para quien lo emite.

No obstante, hay entidades que dan un primer préstamo sin intereses para captar clientes, por lo que esto no es determinante. Por ello, comprueba también los puntos que vienen a continuación.

¿Te exigen un adelanto? La prueba fundamental

Cuando pides un préstamo legal te dejan dinero (casi siempre con intereses), y tú tienes que devolverlo después. Si eres tú quien tiene que dar primero una cierta cantidad al prestamista, no tiene sentido ninguno.

Así que si te encuentras con esta exigencia, descarta por completo esa opción. También debes sospechar si por lo demás no te exigen casi ningún otro requisito para darte el préstamo

Me piden dinero para darme un préstamo

¿El contenido del préstamo no es fácil de leer? Desconfía

Si ves que las condiciones del préstamo te resultan complicadas de leer por alguna razón, es mejor que no te fíes y continúes buscando otras opciones.

¿La atención al cliente deja mucho que desear? Otra posible pista

Si no es nada fácil entrar en contacto con la empresa para solucionar dudas, o no te tratan como es debido, es posible que estés ante un falso prestamista. Fíjate en el tiempo de espera cuando llamas por teléfono, en si te atienden bien, etc.

Asegúrate de que la web es segura

Si cuando entras en la página web del prestamista la URL empieza por http y no https, o no aparece ninguno de estos elementos pero pone “No seguro” al principio de la dirección, tienes motivos serios para desconfiar.

Esto significa que no cuentan con el protocolo para el intercambio seguro de datos a través de la página, y un prestamista serio jamás descuidaría este aspecto, por los riesgos que conlleva para el cliente.

Ten especial cuidado con esto, porque pueden hacerse con tus datos bancarios para robarte dinero (al margen del que te pidan que les adelantes, en su caso, lo cual no debes hacer nunca como hemos visto).

Contrasta las opiniones de otros clientes

En las redes sociales y foros de Internet puedes saber si la empresa cuenta con clientes satisfechos. También hay otras opciones que te permiten obtener información sobre el prestamista, como los comparadores de préstamos.

Comprueba si el prestamista es un particular o una empresa

No deberías pedir dinero a ninguna persona física a menos que sea alguien de tu familia o un buen amigo.

Puedes encontrarte con problemas muy graves, como que te pidan después el pago de unos intereses que no puedes satisfacer, o que te extorsionen para que devuelvas el dinero antes de que puedas hacerlo.

Consulta a una asociación de usuarios

En este tipo de entidades suelen tener la mejor información sobre aquellas empresas de préstamo que realmente son fiables.

Por ello, si a pesar de todas las pistas anteriores tienes dudas, lo mejor que puedes hacer es consultar con ellas cuáles son los mejores negocios en los que pedir dinero.

Por otro lado ten en cuenta que aunque los préstamos legales pueden ser una buena opción para conseguir dinero puntualmente, las Comunidades Autónomas a veces también dan ayudas urgentes a personas que se encuentran en una situación financiera complicada.

3. ¿Qué hacer en caso de ser estafado?

Una vez que se sospecha haber sufrido una estafa por parte de un falso prestamista, hay varias acciones que se deben realizar:

  • Denunciar ante la Policía Nacional o Guardia Civil.
  • Poner los hechos en conocimiento de la Oficina de Seguridad del Internauta (OFI), para que este organismo conozca la existencia de la página web.
  • Hablar con tu banco, para que si pueden cancelen el pago y así puedas recuperar tu dinero.

Como has podido comprobar, identificar un préstamo falso en Internet no es nada difícil. Por ello te recomendamos que aunque estés pasando por un apuro económico grave, te asegures de contratar una empresa legal, para no agravar la situación.