Saltar al contenido

Por qué hay diferencia entre salario bruto y neto

Te explicamos las diferencias entre salario bruto y neto, y por qué es importante distinguir ambos conceptos, ¡presta atención!

diferencia-entre-salario-bruto-y-salario-neto

¿Por qué hay diferencia entre salario bruto y salario neto? ¿En qué consiste cada uno? ¿Cómo se calcula el salario neto? En este post que hemos preparado para ti responderemos a todas estas preguntas, ¡infórmate en CursosInemWeb!

1. ¿Qué es el salario bruto?

Hablamos de salario bruto para referirnos a la suma de la totalidad de los importes que recibe en la nómina el trabajador, y que incluye su salario base y también sus complementos. Así pues, el salario bruto está formado por:

  • El salario bruto
  • Y en caso de que existan:
    • Los complementos salariales.
    • Las prestaciones e indemnizaciones a la Seguridad Social.
    • Los devengos extrasalariales.

2. ¿Y el salario neto?

Se entiende por salario neto la cantidad económica que realmente recibe el trabajador, la cual se obtiene de restar al salario bruto las aportaciones a la Seguridad Social y la retención aplicable por IRPF. Dichas cantidades que se descuentan al salario bruto van destinadas a estos conceptos:

  • Contingencias profesionales: cobertura por enfermedad profesional o accidente de trabajo.
  • Contingencias comunes: bajas y prestaciones si el trabajador por ejemplo se pone enfermo o tiene un accidente.
  • Desempleo.
  • Formación.

El salario neto es la cantidad que realmente cobra el trabajador.

3. Estas son las diferencias entre salario neto y bruto

salario-bruto-y-salario-neto-diferencia

Veamos una comparativa que nos ayudará a comprender las diferencias que existen entre el salario neto y el salario bruto:

SALARIO BRUTO  SALARIO NETO
Es la cantidad que se pacta con la empresa. Se trata de la cuantía que se ingresa en la cuenta bancaria del trabajador tras descontarle los pagos a la Seguridad Social y los impuestos.
No refleja lo que realmente va a cobrar el trabajador. Sí refleja lo que finalmente percibirá el trabajador.
Es siempre SUPERIOR al SALARIO NETO.  Siempre resulta INFERIOR al SALARIO BRUTO.

La nómina refleja tanto un concepto como el otro. Por una parte, en la parte de la nómina que se conoce como devengos, se ve la suma de todos los conceptos que forman el salario bruto. En la otra, de deducciones o aportaciones a la Seguridad Social, aparecen las cantidades que se deben restar en concepto de aportaciones.

4. Cómo calcular el salario neto

Para calcular el salario neto, antes que nada hay que conocer cuál es el salario bruto, para después aplicarle las retenciones que corresponda. No obstante te recomendamos utilizar una calculadora de salario neto, porque así este cálculo será mucho más sencillo.

En todo caso, hay que tener en cuenta que el salario que se va a recibir cada mes estará condicionado por el número de pagas anuales. El trabajador tiene derecho por ley a dos pagas extraordinarias al año, lo que suma un total de catorce pagas anuales.

Al margen de esto, se puede acordar en convenio colectivo que esas pagas extraordinarias se prorrateen en las doce pagas del año. De forma que cada mes se recibiría la misma cantidad, formada por las pagas mensuales y la parte correspondiente a pagas extraordinarias.

Cabe destacar que existe la posibilidad de recibir incluso un número total de pagas superior a catorce. Esto se debe a que el Estatuto de los Trabajadores establece una serie de derechos mínimos que se deben respetar y nunca empeorar, pero sí se pueden mejorar.

5. ¿Por qué debo conocer mi salario bruto, si no es lo que cobro realmente?

Se puede llegar a pensar que tan solo es importante el salario neto, porque es lo que finalmente se cobra. Pero esto es un error, ya que el salario bruto es bastante más importante de lo que en principio puede parecer.

Aunque no sea la cantidad real que se cobre por el trabajo realizado, también es fundamental saber cuál es el salario bruto.

Por ejemplo, las prestaciones de la Seguridad Social, como las de maternidad, paternidad o baja médica, así como en las prestaciones por desempleo y la viudedad, se cobran de acuerdo a las cotizaciones que presente el trabajador, teniéndose en cuenta tanto las que se le han descontado a él en su nómina, como las que ha pagado a la Seguridad Social la empresa.

Además, en la declaración de la renta, en caso de que al trabajador le salga a pagar, se descontarán las retenciones que la empresa le ha ido realizando cada mes en su nómina.

A todo lo anterior hay que sumar también que el salario bruto se utiliza para el cálculo de las indemnizaciones por despido, ya que el salario no es solo el dinero que se recibe en cuenta, como hemos visto ya. De manera que al tomar el salario bruto como referencia, las indemnizaciones son mayores que si solo se tuviese en cuenta el salario neto.

Más información

Estatuto de los Trabajadores