¿Cuándo pasa un contrato temporal a ser indefinido?

¿En qué casos se puede convertir un contrato temporal en uno indefinido? Si te estás haciendo esta pregunta no dudes más, ¡infórmate en CursosInemWeb!
cuando-pasa-un-contrato-temporal-a-indefinido

Si llevas mucho tiempo trabajando para una misma empresa o grupo de empresas con contratos temporales, quizás tengas derecho a un cambio en tu situación laboral. ¿Quieres saber cuándo pasa un contrato temporal a indefinido? Te lo explicamos a continuación.

1. Cuándo pasa un contrato temporal a indefinido

Un contrato temporal se convierte en indefinido cuando, en el plazo de 30 meses, el trabajador haya estado contratado durante más de 24 meses en la misma empresa, con 2 o más contratos temporales.

Se tiene en cuenta también el hecho de haber trabajado dentro del mismo grupo de empresas, incluso cuando estas sean distintas.

2. ¿Se pueden encadenar contratos temporales?

Desde el 1 de enero de 2013, se prohíbe encadenar contratos temporales. En cuanto se den las circunstancias que acabamos de señalar en el párrafo anterior, el trabajador pasa a tener un contrato indefinido.

No son tenidos en cuenta en este sentido los contratos temporales que tengan lugar a raíz de programas públicos de empleo/formación, ni tampoco los siguientes:

  • Los que utilizan empresas de inserción
  • Los contratos relativos, los formativos, los de relevo y los de interinidad

En función de las peculiaridades que presente cada actividad, y de las características del puesto, los Convenios Colectivos establecerán requisitos para evitar la utilización abusiva de contratos de duración determinada con diferentes trabajadores para desempeñar el mismo puesto de trabajo cubierto antes con contratos de ese tipo, con solución de continuidad o sin ella, e incluyéndose los contratos de puesta a disposición que se firmen con empresas de trabajo temporal.

3. ¿Qué fecha deben tener estos contratos?

En lo relativo a la conversión de temporales a fijos de aquellos trabajadores que en 30 meses hayan estado contratados más de 24 meses para distintos trabajos e la misma empresa o grupo y por dos o más contratos, solo se tendrán en cuenta los contratos vigentes a partir del 18 de junio de 2010.

Para convertir un contrato temporal en fijo, solo se tienen en cuenta los contratos temporales con fecha desde el 18 de junio de 2010.

Se trata de una decisión que plasma el Tribunal Supremo en una sentencia del 12 de marzo de 2014.

4. ¿De qué otras formas se puede convertir un trabajador en fijo?

Existen otras situaciones que pueden llevar a que el trabajador pase a ser fijo dentro de la empresa. Concretamente, se dará esta circunstancia cuando:

  • Se celebre un contrato temporal en fraude de ley, porque dicho contrato en realidad no pudiera ser temporal. Existe fraude de ley en los siguientes casos:
    • Cuando no hay una causa temporal para el contrato, o esta no se indica. Siempre que no se justifique que el contrato deba ser temporal, tendrá que ser indefinido.
    • Cuando se supera la máxima duración posible del contrato. En efecto, algunos tipos de contratos temporales tienen una duración máxima, y si esta se supera, el contrato pasa a ser indefinido también.
    • Cuando el trabajador no realiza aquel trabajo para el que había sido contratado. Esto ocurre por ejemplo si se contrata a un trabajador para que lleve a cabo determinadas tareas, y luego su cometido es otro muy distinto que no justifica la temporalidad del contrato.
  • El trabajador no sea dado de alta en la Seguridad Social en tiempo y forma, según se haya establecido un período de prueba o no.
  • La duración del contrato de obra y servicio supera el plazo máximo de duración del contrato. Estos contratos no pueden durar más de tres años, si bien se pueden ampliar doce meses más.

Recordemos que ni los contratos formativos, ni los de relevo ni los de interinidad se convierten en indefinidos con el paso del tiempo y las prórrogas correspondientes. Sin embargo, sí será así cuando se celebren duren más tiempo del establecido, o en fraude de ley.

Por otro lado, en aquellos casos en los que el contrato pase forzosamente de ser temporal a indefinido, la empresa no podrá disfrutar de las bonificaciones para la conversión normal de contrato temporales en indefinidos.

5. Principales diferencias entre un contrato temporal y uno indefinido

De forma general, el contrato indefinido se considera más ventajoso, porque los trabajadores permanecerán de forma indeterminada en la empresa. En cambio el contrato temporal conlleva una duración concreta, que el trabajador conoce desde el primer momento.

Sin embargo, en ocasiones los trabajadores indefinidos pierden su trabajo antes que otros que son temporales. De manera que a en realidad, la principal diferencia entre estos dos tipos de contrato está en la facilidad con la que se puede despedir a uno u otro trabajador.

Cuando se pretende despedir a un trabajador con un contrato indefinido, hay que abonarle una indemnización de 20 días por año trabajado (siempre que se trate de un despido objetivo y no un despido disciplinario, que no conlleva indemnización alguna). En cambio, para despedir a un trabajador temporal, se puede esperar a que finalice el contrato.

Más información

El el siguiente artículo puedes encontrar más datos en relación con este tema:

Las ventajas del contrato indefinido

 

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *