¿Se puede vender un piso embargado?

¿Se puede vender un piso en proceso de embargo? ¿Qué consecuencias tiene? Si estás pensando vender o comprar en esta situación, esto te interesa.
se-puede-vender-un-piso-embargado

Cuando recae un embargo sobre un bien inmueble, se hace una anotación en el Registro de la Propiedad para que conste que existe esa deuda. ¿Se puede vender un piso embargado? A continuación, te damos la respuesta a esta pregunta, e información relacionada.

1. ¿Se puede vender un piso embargado?

Cuando se embarga un bien inmueble, se hace una anotación de embargo en el Registro de la Propiedad. De esta manera, queda reflejado que dicho bien tiene una deuda, por un importe concreto.

Esto facilita que cualquier persona que desee información sobre la vivienda, por ejemplo porque desea comprar casa embargada por hacienda, pueda saber que existe una carga sobre la misma. El Registro de la Propiedad es de carácter público.

Cualquier persona puede acudir al Registro de la Propiedad para saber si sobre una casa existe una anotación de ambargo. Se trata de una información muy relevante a la hora de pensar en adquirir una vivienda

Entonces, ¿se puede vender una casa embargada por Hacienda? Pues bien, el hecho de que recaiga una anotación de embargo sobre el inmueble no supone problema alguno para su venta. La persona que lo adquiere lo hace con una carga, pero esto no es más que una circunstancia que dicha persona debe valorar.

2. ¿Qué consecuencias tiene el embargo a la hora de vender?

Tal como comentábamos en el apartado anterior, la anotación de embargo no supone ninguna trabaja a la hora de vender un bien inmueble. A nivel práctico, lo único que ocurre es que el inmueble embargado pierde valor.

Un embargo se traduce siempre en una cantidad económica. Dicho importe se resta al valor de la vivienda, y por consiguiente el precio final de esta es menor. También hay que tener en cuenta que para eliminar la anotación de embargo en el Registro de la Propiedad, hay que hacer una serie de trámites que suponen un gasto. Esto repercute también en una pérdida de valor de la vivienda a la hora de su venta.

3. ¿Cómo se quita la anotación de embargo?

La anotación de embargo es una anotación preventiva, y por lo tanto tiene un límite de duración. La Ley establece que las anotaciones preventivas tienen una duración de 4 años, prorrogable por un plazo de 4 años más.

Para que se produzca esta prórroga, es necesario que lo pidan los interesados o exista un mandamiento judicial que lo ordene, todo ello mientras está vigente la anotación. El plazo comienza a contar cuando se hace la anotación en el Registro, y termina justo el mismo día del mismo mes, cuatro años después.

La anotación se quita por su cancelación. Para ello es necesario que la misma autoridad que ordenó la anotación, libre ahora otro acto para la cancelación de la misma. Por lo tanto, es a dicha autoridad a quien hay que dirigirse para solicitar que se quite la anotación de embargo.

4. Cómo comprar una casa embargada por el banco

En los últimos tiempos, gran cantidad de personas se ha decidido por buscar una casa con embargo bancario, debido a su bajo precio. Además, los bancos ofrecen interesantes facilidades a la hora del pago y la financiación de estas casas, ya que suponen un problema para ellos y, por lo tanto, desean venderlas lo antes posible.

Pero para dar bien este paso, es aconsejable adoptar una serie de precauciones. A continuación te damos unos consejos a tener en cuenta a la hora de buscar un piso embargado por el banco.

Consulta la oferta en los sitios web de las entidades financieras

Debido a la crisis financiera que hemos sufrido a lo largo de la última década, gran cantidad de personas se ha visto obligada a dejar de pagar su hipoteca. De forma que el número de viviendas embargadas por los bancos se ha disparado durante este tiempo.

Por ello, dichos bancos suelen tener una amplia oferta de casas embargadas en sus páginas web. Antes de lanzarnos a comprar cualquier vivienda embargada de la que hayamos tenido conocimiento, es mejor comparar.

Ten en cuenta tu presupuesto para tomar la mejor decisión

Es cierto que debe estudiarse todos los aspectos relacionados con la vivienda para decidirse (dónde está ubicada, sus características, etc.). Pero lo principal es elegir una casa que realmente se pueda pagar sin problemas. Para ello debes considerar tus ingresos, tanto los actuales como los que piensas que puedes tener a corto y medio plazo.

Ten en cuenta no solo el precio de la vivienda, sino los gastos de adquisición de esta. En ningún momento te decidas por una casa que no estés seguro de que la podrás pagar sin problemas. Solo así podrás evitar un embargo en Hacienda.

Cuando te hayas decidido, intenta negociar

Las casas embargadas suponen una carga para los bancos, y por eso tratan de poner todas las facilidades para venderlas. Cuando tengas claro qué vivienda deseas adquirir, puedes intentar negociar su precio con la entidad.

Más información

Ley Hipotecaria

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *