La lista de morosos del RAI

¿Qué sabes del Registro de Aceptaciones Impagadas? ¿Pueden incluirnos en esta lista de morosos?

Los registros de morosos son ficheros que incluyen a personas deudoras, para que las empresas puedan acceder a esta información antes de realizar negocios con sus clientes. Dentro de estos ficheros, el RAI es uno de los más importantes de España. Pero ¿pueden incluir a un particular?

1. ¿Qué es un registro de morosos?

También llamados registros de morosidad o de impagados, los registros de morosos son ficheros donde aparecen las personas, físicas o jurídicas (depende del registro en concreto), que no han pagado una deuda, habiendo pasado menos de 6 años desde que debió ser pagada. Otro requisito para ser incluido en un registro de morosos es que la entidad a al que se le debe el dinero, se haya puesto en contacto con el deudor, intentando el pago de la deuda.

2. ¿Qué es el RAI?

El Registro de Aceptaciones Impagadas, comúnmente conocido por sus siglas RAI, es una de las listas de morosos más grande de España, y el más importante en el sentido de que contiene la lista más grande de empresas deudoras en este país, ya que el RAI sólo incluye a personas jurídicas, no recoge información acerca de personas físicas y por lo tanto, no puede incluir datos de ningún particular.

Para que una persona jurídica sea incluida en el RAI, tiene que tener una deuda que sea igual o superior a 300 euros, y tiene que haber un documento firmado por dicha empresa, en el que se reconozca esa deuda. Puede tratarse de letras aceptadas, pagarés cambiarios, cheques de cuenta corriente y pagarés de cuenta corriente, que tienen que tener validez en los bancos españoles, y con fuerza para ser ejecutados.
En último lugar, el RAI recoge también las deudas reflejadas en recibos que sustituyan a las letras de cambio donde el deudor haya firmado reconociendo la deuda, incluso sin tener fuerza para ser ejecutado.

3. Utilidad del RAI

Es un fichero de morosos pensado para las empresas, el cual facilita información que puede ser de gran utilidad para los empresarios, pues un proveedor, por ejemplo,  puede saber si un posible cliente tiene algún tipo de deuda, y tomar las medidas que estime convenientes antes de contratar con él.

Una empresa que haya contratado los servicios del RAI puede incluir los datos de otra empresa que no le haya pagado una deuda. De esta forma, el RAI es un mecanismo para que las empresas tengan presente que, de no pagar sus deudas, pueden tener problemas a la hora de establecer futuros contratos.

El RAI obtiene su información principalmente a través de bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito, que reciben los documentos que antes hemos citado (letras aceptadas, pagarés cambiarios, cheques de cuenta corriente y pagarés de cuenta corriente), que cuenten con una deuda que ya ha vencido y que ya se puede exigirse, de tal forma que lo ponen en conocimiento del RAI para que el deudor sea incluido en su fichero.

4. Consecuencias de estar en el RAI

El principal problema que presenta para una empresa el estar incluida en el RAI es que tendrá graves problemas para encontrar financiación, ya que lo normal es que las entidades financieras y proveedores importantes consulten al RAI antes de conceder financiación. Por otro lado, tampoco es fácil establecer relaciones comerciales, dado que las empresas también tienden a consultar el RAI.

5. Inclusión errónea en el RAI

Que una empresa incluya a una persona jurídica en el RAI es relativamente fácil lo cual puede llegar a originar graves problemas. Por ello, es bastante frecuente que las empresas se dirijan a la Agencia de Protección de Datos por haber sido incluidas en el RAI de manera indebida, con un error en los datos, con falta de información sobre la persona, o por permanecer en el RAI aún habiendo pagado ya la deuda.

En los casos anteriores, la persona debe ponerse en contacto inmediatamente con el RAI (902 103 406), que deberá contactar con la empresa que la ha incluido en el registro para que responda en un máximo de 10 días sobre la irregularidad. Si la empresa no lo hace, el RAI excluye a la persona de su lista de morosos, de manera cautelar.

6. ¿Quién puede acceder a la información del RAI?

Pueden acceder a la información contenida en el RAI las personas físicas o jurídicas que puedan demostrar tener un crédito concedido o solicitado por una persona jurídica, así como las empresas de informes de solvencia, o las empresas que se dediquen a proporcionar informes de solvencia.

7. ¿Cómo se sale del RAI?

La única manera es pagar la deuda y posteriormente podrá darse de baja de la lista de morosos mediante la misma empresa que la incluyó en el RAI.

Si se acude al banco que propició la entrada en el RAI de la empresa, ésta tiene que presentar el justificante de pago o cualquier otro documento relativo a los efectos recuperados, o una carta liberatoria del acreedor.

La empresa incluida en el RAI también tiene la posibilidad de contactar con ellos, bien sea por  correo electrónico(helpdesk@ficherorai.com) o personándose en sus oficinas, presentando los documentos anteriormente citados, además de:

  • Copia de la tarjeta del CIF del acreedor.
  • Carta solicitando darse de baja del RAI.
  • CIF de la empresa.
  • Copia del DNI.
  • Copia de los poderes que tiene en la empresa.

8. ¿De qué datos puede informar el RAI?

Las empresas que consulten al RAI podrán disponer de los siguientes datos:

  • Cuántos efectos impagados en total tiene un deudor.
  • Cuánto debe en total.
  • Cuándo pagó por última vez.

Podrán obtener esta información para saber si sus clientes son solventes. Las empresas que se dediquen a emitir informes de solvencia podrán disponer de los datos para dar información a clientes para obtener préstamos.

9. ¿Qué derechos se pueden ejercitar frente al RAI?

La Ley de Protección de Datos nos otorga la posibilidad de ejercer los siguentes derechos:

A. Derecho de acceso

A través de los derechos de acceso pueden obtenerse los siguientes datos:

  • Número total de incidencias.
  • Acreedores que han sido notificados, importes y teléfonos.
  • Histórico de consultas, respecto a las empresas que han consultado sus datos durante los últimos 6 meses, y que sigan disponibles.

B. Derecho de cancelación

Puede solicitarse que se cancelen las anotaciones incorrectas, que hayan prescrito, que hayan caducado o que ya se hayan abonado.

C. Derecho de rectificación

El derecho de rectificación permite cambiar los datos personales que se consideren convenientes, o datos que no sean personales pero sean incorrectos.

Más Información:

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *