Saltar al contenido

Contrato de voluntariado, ¿cómo tiene que ser?

Si te estás planteando inscribirte en una ONG, una de las cosas que debes saber es en qué consiste el contrato de voluntariado, ¡descúbrelo en CursosInemWeb!

contrato-de-voluntariado-como-debe-ser

¿Cómo tiene que ser un contrato de voluntariado? Si estás pensando en hacerte voluntario de una ONG probablemente tendrás que firmar este documento, ¡descubre de qué se trata!

1. ¿Qué es el contrato de voluntariado?

Un contrato de voluntariado, también conocido como “carta compromiso del voluntario”, es un documento a través del cual el voluntario se compromete a trabajar en una ONG y a llevar a cabo determinadas actividades, con el fin tan solo de ayudar a otros mediante la organización correspondiente.

Mediante el contrato de voluntariado el voluntario se compromete a cooperar con la ONG.

Si bien no se trata de un contrato laboral se pide a los cooperantes firmen el contrato de voluntariado, ya que a través de este se comprometen a trabajar por el bien común de la organización, a cumplir las reglas establecidas por esta y a respetar la cultura de aquel país que vayan a visitar, en su caso.

2. Contrato de voluntariado, ¿cómo tiene que ser?

Un contrato de voluntariado tiene que contener al menos la siguiente información, según establece la ley:

  • Conjunto de derechos y deberes que tendrán ambas partes (el voluntario y la ONG), que tendrá que respetar lo dispuesto en la ley al respecto.
  • Contenido de las funciones, actividades y tiempo de dedicación que el voluntario se compromete a realizar.
  • Proceso de formación que se requiere para el cumplimiento de las funciones.
  • Duración del compromiso y las causas y formas de desvinculación de las dos partes.

Es necesario formalizar a través de la firma de un documento que acredite el acuerdo o compromiso de ambas partes.

3. ¿Cuál es la finalidad de un contrato de voluntariado?

Normalmente antes de comenzar a cooperar con una ONG se tienen muchas dudas, sobre cómo va a ser la experiencia de colaborar con la organización y si existen derechos u obligaciones en el contexto del proyecto. Pues bien, precisamente el contrato de voluntariado deja claros todos estos extremos.

En algunos países existen leyes que regulan el trabajo de voluntario, resumiendo y delimitándolo de la siguiente manera:

  • El trabajo desempeñado por el vountario tiene que ser solidario y altruista.
  • Dicho trabajo se debe realizar libremente.
  • Trabajar en una ONG como voluntario no supondrá beneficio económico alguno.
  • El voluntariado tendrá que realizarse en el ámbito de una institución pública o privada sin ánimo de lucro.

4. ¿Qué regula el contrato de voluntariado?

También según la ley, para realizar un voluntariado con una ONG hay que formalizar la relación por escrito. La información que debe contener este contrato es la que vimos en el apartado anterior.

Pero hay que tener en cuenta que la ley establece también el tipo de actividades que se pueden llevar a cabo a través de un voluntariado, exponiendo concretamente actividades de los siguientes tipos entre otras:

  • Científicas
  • Deportivas
  • Culturales
  • De cooperación al desarrollo
  • Sanitarias
  • De servicios sociales
  • De defensa del medio ambiente

Tienen que ser actividades de interés general y no retribuidas siempre, ya que no se trata de una relación laboral entre la organización y el voluntario. Pero los cooperantes para el desarrollo internacional sí quedan vinculados a la entidad que lleva adelante el proyecto a través de una relación laboral. Así lo establece el Estatuto de los Cooperantes.

5. ¿Cuáles son los derechos y obligaciones de un voluntario?

Cuando un voluntario firma un contrato con una ONG adquiere unos derechos y obligaciones. En primer lugar, el voluntario tendrá derecho a:

  • Recibir en todo momento aquella información, orientación y medios materiales que necesite para realizar su labor.
  • Que le traten con respecto, intimidad y sin ningún tipo de discriminación.
  • Que le aseguren frente a accidentes y enfermedades derivadas directamente del voluntariado.
  • Tener una acreditación y que su labor se reconozca a nivel social.

Con respecto a sus obligaciones, el voluntario se responsabiliza de:

  • Cumplir los compromisos que haya adquirido con la organización.
  • Actuar siempre de forma solidaria y diligente.
  • Mantener la confidencialidad de la información que recabe durante el voluntariado.
  • Rechazar cualquier contraprestación por su actividad.
  • Darle un uso debido a todo el material que facilite la ONG.
  • Seguir las instrucciones que se le faciliten para realizar su tarea.

Tal como se puede observar, para realizar un voluntariado, sea nacional o en el extranjero, hay que seguir lo dispuesto en la legislación. Las ONG cuidan de sus voluntarios, y son muchas las que publican su política de voluntariado para mantener el principio de transparencia. En estas organizaciones saben bien que son las personas que quieren dedicar su tiempo a ellas las que permiten que sus proyectos salgan adelante.

Más información

Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado

Real Decreto 519/2006, de 28 de abril, por el que se establece el Estatuto de los cooperantes