Cómo me afecta la subida de la luz

¿Estás preocupado por la reciente subida de la luz? A continuación te explicamos cómo comprobar si te afecta, ¡solo tienes que comprobar tu factura!
Como-me-afecta-la-subida-de-la-luz

En los últimos tiempos hemos experimentado unas subidas en la factura de la luz que no se registraban desde diciembre de 2013. Estas subidas han sido tan llamativas que incluso el Tribunal Supremo decidió en enero de 2017 abrir diligencias para investigar el tema.

¿Quieres saber cómo te afecta la subida de la luz? A continuación te lo explicamos.

1. ¿Cómo me afecta la subida de la luz?

Para saber de qué forma te afecta que haya subido la luz, cuentas con dos posibilidades diferentes:

Comprobar si es una empresa comercializadora de referencia

Las compañías deben poner su logo y el nombre de la empresa comercializadora en la primera página de la factura de la luz. Si se trata de una empresa comercializadora de referencia (es decir, una empresa que hace contratos de mercado regulado), aparecerá el nombre de la compañía acompañada de las siglas “Cor”.

Toda esta información aparece en la parte de arriba de la primera página de la factura, en el lado izquierdo. De forma que si te encuentras aquí la expresión “Cor”, es que tu contrato es de mercado regulado. En ese caso la factura de la luz sí que te afecta, porque la energía consumida depende de lo que marque el mercado mayorista. La energía consumida marca aproximadamente el 35% del coste total de la factura.

Revisar el tipo de contrato

También puedes buscar en la factura el apartado “Condiciones del contrato”, que suele aparecer en la parte de abajo. En dichas condiciones debe aparecer un subapartado llamado “Tipo de contrato”. Si en esta parte te encuentras con las siglas PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor), también significa que se trata de un contrato de mercado regulado. De forma que, en este caso, también te afecta la subida de la luz.

Saber si te afecta la subida de la luz es muy sencillo. Tan solo tienes que consultar tu factura, para comprobar si tu contrato es de mercado regulado o de contrato libre.

2. ¿Cómo puedo asegurarme de que no me afecta esta subida?

Cerciorarse de que tienes un contrato de mercado libre es muy sencillo. En primer lugar, en la primera página de la factura no aparecerán las siglas “Cor” a las que hacíamos referencia antes. Pero además, en el apartado “Condiciones del contrato” debe especificarse que se trata de una empresa de mercado libre, o aparecer el nombre comercial concreto del tipo de contrato de que se trate.

Si tu factura de la luz reúne estas condiciones, entonces no estás afectado por la subida de la luz. En este caso el kilovatio suele tener un coste fijo, si bien esto no significa que este no esté sujeto a variación alguna.

Es decir, cada trimestre las empresas actualizan el precio del kilovatio. En este sentido, dicho precio está sujeto también a la influencia del mercado mayorista. Cuando la empresa prevé que los precios pueden subir en los próximos meses, actualiza el precio incrementándolo.

3. ¿Qué estoy pagando exactamente en el recibo de la luz?

Lo que se paga en la factura de la luz se divide en tres conceptos diferentes: los costes regulados, la energía consumida y los impuestos. Vamos a verlos uno por uno.

Costes regulados

Aproximadamente un 40% de lo que se paga en la factura, se hace en concepto de costes regulados. Aquí pagas la potencia que hayas contratado, y el consumo en la factura de electricidad y gas. Los costes regulados los regula el Gobierno y es el mismo para todas las compañías y en todo el país.

Se suelen actualizar una vez al año, publicándose en el BOE. De forma puntual, se pueden volver a regular en algún momento concreto del año. Para el año 2017, el Gobierno decidió en enero congelar los costes regulados para todo el año.

Energía consumida

La energía consumida supone alrededor del 35% del coste total de la factura. Es en este concepto donde se han dejado notar las recientes subidas de la factura, porque aquí es donde influye el precio de los mayoristas.

El precio de la energía consumida se calcula haciendo una media diaria del precio del merado mayorista. Se aplica a las personas que no tienen un contador inteligente. Quienes disponen ya de un contador con discriminación horaria pagan por el precio registrado cada hora en el mercado mayorista.

Impuestos

El otro 25% de la factura de la luz pertenece a los impuestos que se pagan. Concretamente se trata del IVA y el Impuesto de Electricidad. Se aplica el tipo general del IVA, es decir el 21%, a la suma de los siguientes conceptos:

  • Costes fijos.
  • Costes variables.
  • Impuesto de la Electricidad.
  • Alquiler de los equipos.

Esto en el caso de los consumidores que tienen un contrato de mercado regulado. Si el contrato es de mercado libre, pueden incluirse más conceptos en la factura, tales como las revisiones, por ejemplo.

Más información

Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *