Saltar al contenido

Profesiones sin futuro ¡no pierdas el tiempo!

Descubre cuáles son las profesiones que tienen los días contados para no perder el tiempo, ¡te contamos cuáles son!

profesiones-sin-futuro

Aunque hay muchas profesiones con más salida laboral que tienen el trabajo garantizado durante mucho tiempo, existen también otras profesiones sin futuro en las que no merece la pena formarse en estos tiempos. En este artículo descubrirás cuáles son, ¡toma nota!

1. Profesiones que van a desaparecer

Hay algunas profesiones que claramente van a desaparecer en no mucho tiempo. Veamos algunas de las principales.

Trabajadores técnicos de correos

Hace tiempo que se empezó a plantear en qué medida la aparición de Internet podría hacer peligrar los servicios postales. Pero lo cierto es que estos últimos han salido ganando con las nuevas tecnologías, ya que aunque ya no se envían cartas apenas, pero sí paquetes.

No obstante, aunque los carteros continúan teniendo el trabajo relativamente asegurado, el de los trabajadores técnicos de correos no lo está. Actualmente se están desarrollando nuevos equipos automatizados que ordenan los procesos logísticos del correo, rápida y eficientemente.

Zapateros

Existen datos que apuntan a que para el año 2024 habría desaparecido la tercera parte de los reparadores de calzado. Esto sería así porque cada vez damos más uso a las zapatillas, que no se suelen arreglar, y utilizamos menos los zapatos. A lo que hay que añadir que pocas personas piensan que los zapatos les duren más de dos años, y una vez que se rompen se tiende a tirarlos, ya que comprar unos nuevos es cada día menos costoso.

Relojeros

En este caso ocurre algo similar. La obsolescencia programada, el auge de productos baratos y el cambio de costumbres son algunos de los factores que apuntan al declive de esta profesión. Además, los relojes están pasando a ser un complemento o un adorno más que un objeto realmente necesario, ya que nos hemos acostumbrado a mirar la hora en el móvil.

Técnicos de preimpresión

Aunque la crónica anunciada de la muerte del papel no termina de hacerse realidad, y lo más probable es que nunca se haga, sí que es cierto que está costando muchos trabajos. Tal es el caso de los técnicos editoriales, los técnicos y operarios de imprenta y preimpresión y los maquetadores. Se apunta a que estos trabajadores serán los que peor lo pasarán a lo largo de los próximos diez años.

Operadores de información telefónica

Aún existen números de información telefónica, que anuncian que a través de ellos se puede encontrar lo que se está buscando de forma más rápida que en Internet. Pero lo cierto es que esto no es así, y que además se trata de un servicio muy caro. Lo más probable es que estos números sigan existiendo mientras continúe habiendo personas que no saben manejar las nuevas tecnologías, pero cada vez son menos. Finalmente, tan solo se mantendrán los números de emergencia.

Instaladores de equipos electrónicos en vehículos

Se calcula que en menos de diez años, la mitad de los operarios que instalan y reparan los equipos de comunicaciones, navegación, seguridad y sonido de los vehículos, perderán su trabajo. Hoy en día la mayoría de los vehículos cuentan con su propio equipo musical y ordenador, que no pueden sustituirse. Así, los operarios que se encargaban de reparar estos sistemas e instalarlos, cada vez tendrán menos trabajo.

2. Profesiones sin futuro

También hay otras profesiones que si bien su desaparición no está clara (a menos a corto plazo), sí es cierto que no están pasando por su mejor momento. Se trata principalmente de las que citamos a continuación.

Bibliotecario

El mundo entero tiende a la digitalización, por lo que parece claro que la biblioteca no tendrá ningún papel en el futuro.

Empleado de banco

La banca online ha supuesto una transformación radical de las operaciones con las entidades financieras. De modo que la tendencia irá en aumento, y cada vez menos gente irá personalmente al banco.

Taxista

El sector del taxi se enfrenta a la competencia de las nuevas aplicaciones que permiten compartir coche, permitiendo así a los usuarios compartir también gastos al utilizar sus propios vehículos.

Fotógrafos de la naturaleza

Si hay una profesión a la que le haya afectado la digitalización, esa es la de la fotografía, sin duda. Prácticamente todas las personas tienen un teléfono móvil con cámara, y también hay gran cantidad de aplicaciones para retocar fotografías que han dejado a los fotógrafos profesionales en una posición laboral complicada. A esto hay que sumar que en el futuro los drones podrán desempeñar este trabajo.

Contable

Son cada vez más las empresas que deciden automatizar el trabajo del contable, porque confían en la precisión de las máquinas por encima del margen de error de los humanos.

Asesor fiscal

Todo apunta a la desaparición de esta profesión, ya que el trabajo del asesor fiscal será desempeñado por máquinas que manejarán grandes volúmenes de datos y a gran escala.

Corredor de seguros

Todo lo que se venía haciendo a través de una correduría de seguros, como comparar tarifas u obtener información sobre las distintas coberturas, puede hacerse ahora a través de la red.

Más información

Si buscas un trabajo con salida y futuro, en el siguiente post encontrarás información que probablemente te interese:

Trabajos por Internet en España