Saltar al contenido

Coworking, ¿qué es? Ventajas y desventajas

Te explicamos en qué consiste el coworking, y cuáles son las ventajas y desventajas de un modelo de trabajo de moda en la actualidad.

que-es-el-coworking-ventajas-y-desventajas

Seguro que en los últimos tiempos has escuchado hablar más de una vez del coworking, pero quizá no tengas del todo claro en qué consiste este modelo de trabajo. ¿Tienes curiosidad? Entonces has llegado al sitio adecuado, ya que en el siguiente artículo te explicamos qué es el coworking, y sus ventajas y desventajas.

1. Qué es el coworking

El coworking (cotrabajo) consiste en trabajar en oficinas compartidas en las que autónomos, empresarios de distintos sectores, teletrabajadores, etc., se citan para realizar su trabajo. Los gestores del espacio intentarán crear oportunidades profesionales entre sus miembros. Normalmente, quienes trabajan en un espacio de coworking tan solo necesitan un portátil, conexión a Internet y un teléfono móvil para hacer su trabajo. Pueden ser consultores, periodistas, programadores, etc.

Quizás estés pensando que esto no es más que las oficinas compartidas de toda la vida, pero en realidad no es así. Existe una diferencia importante con estas últimas, que es la presencia de un gestor que hará un trabajo a tiempo completo para que los miembros se conozcan bien y para crear un ambiente de confianza y las dinámicas necesarias para generar oportunidades de trabajo.

Las oficinas de coworking no son lo mismo que las oficinas compartidas, porque se diferencian de ellas en la existencia de un sector.

2. Ventajas del coworking

Son muchas las ventajas que se encuentran en el coworking. Veamos algunas de ellas:

Ya no tienes que trabajar en soledad

Trabajar solo/a puede ser muy duro. En cambio, cuando compartimos ese tiempo con otras personas podemos contar con su apoyo en momentos claves, como tomar una decisión importante. También podemos contar con ellas a la hora de hacer un descanso, momento en el que charlar un poco puede convertirse en la mejor forma de recargar fuerzas.

Puedes permitirte una mejor ubicación

La ubicación de un negocio puede ser un factor de vital importancia en su éxito, pero no todo el mundo puede permitirse una oficina en pleno centro, por ejemplo, y sobre todo en los comienzos. Pero los espacios de coworking suelen estar ubicados en zonas importantes, como barrios de moda o zonas estratégicas de negocios.

Se incluyen todos los servicios

Agua, luz, climatización, Internet… Todas esas letras que nos horrorizan a la hora de montar un negocio están incluidas en el servicio de coworking. Esto supone un ahorro más que considerable a final de mes. Para trabajar en estos espacios tan solo hay que aportar un ordenador con el que hacerlo. Todo lo demás quedará incluido en la única factura que se paga al mes.

Tendrás algo con lo que siempre soñaste: flexibilidad horaria

En las oficinas de toda la vida nos encontramos con unos horarios fijos que pueden convertirse en una auténtica pesadilla cuando tenemos otras obligaciones importantes que atender. Pero cuando formamos parte de un espacio de coworking, somos nosotros mismos quienes escogemos a qué hora entrar y salir, cuántas horas vamos a trabajar cada día o si queremos organizarnos por partes, por ejemplo.

Estarás en un negocio con aspecto profesional

A menudo los emprendedores trabajan a solas porque no necesitan demasiado espacio. Pero cuando llega el momento de recibir a un cliente pueden surgir problemas. Y es que parece que hacer esto en el sofá de casa, o en una mini oficina equipada con una silla de gaming y una mesa antigua, no es lo más adecuado.

Pero los espacios de coworking ofrecen zonas adecuadas para recibir a los clientes, e incluso salas de reuniones cuyo uso entra en la cuota mensual que se paga. A menudo estas oficinas tienen un diseño de vanguardia, profesional y moderno, algo que inspirará profesionalidad a las personas que visiten las instalaciones.

3. Desventajas del coworking

Evidentemente, no todo pueden ser ventajas en el coworking. Este modelo también tiene algunos inconvenientes que debes valorar, porque a veces tienen solución:

Olvídate de trabajar en silencio

¿Estás acostumbrado/a a trabajar en absoluto silencio? Pues esto es algo de lo que tienes que olvidarte si vas a entrar a formar parte de un espacio de coworking, ya que lo normal es que no haya silencio (y si lo hay tampoco te gustará, ya que sentirás mucha incomodidad si tienes que hacer una llamada, por ejemplo). Pero puedes ponerte unos cascos con música, si esto te desconcentra menos, o incluso sin ella, para aislarte un poco.

Si quieres guardar un secreto… Tendrás que hacerlo muy bien

Es evidente, porque la privacidad no es algo que caracterice a una oficina de coworking. Obviamente los demás estarán a lo suyo, pero puede que para algunos compañeros esto no sea inconveniente para estar ojo avizor a la vez. Así que si quieres discreción a la hora de hacer una llamada, por ejemplo, mejor que salgas a la calle para hacerla. Siempre puedes recurrir a la excusa de fumarte un cigarro si eres fumador, o de que necesitas tomar el aire.

Tendrás que hacer un esfuerzo si no te llevas bien con algún compañero

Trabajar con alguien con quien se tiene un problema no es agradable, pero si además lo tienes tan cerca como en un espacio de coworking, puede ser peor aún. Así que será mejor que intentes solucionar tus discrepancias con tus compañeros a tiempo, o no conseguirás trabajar a gusto.

Más información

Si te ha interesado este artículo porque estás pensando convertirte en freelance, no debes dejar de echar un vistazo a la información que te ofrecemos en este otro post:

Trabajar desde casa