Cómo pedir un aumento de sueldo

¿Crees que tu trabajo merece que te suban el sueldo y no sabes cómo pedirlo? Te damos los mejores consejos para hacerlo y que finalmente lo consigas.
pedir-aumento-de-sueldo

Si ya llevas un tiempo en tu empresa y crees que estás haciendo un buen trabajo, seguramente te mereces que te suban el sueldo. ¿Por qué no lo pides? No hay una única forma de solicitarlo, pero sí maneras mejores que otras. En este artículo te aconsejaremos sobre cómo pedir un aumento de sueldo si crees que tu trabajo vale más.

1. Cómo pedir un aumento de sueldo

No hay una forma concreta ni tampoco establecida por la Ley para pedir un aumento de sueldo. Pero sí hay muchas cosas que se deben tener en cuenta a la hora de dar este paso, porque un trabajador se juega mucho al hacerlo.

A continuación, te daremos algunos consejos útiles sobre cómo negociar un aumento de sueldo con tu jefe.

2. Lo primero, ¿cuánto queremos que nos suban el sueldo?

Antes que nada, hay que pensar cuál es la cantidad que queremos que nos aumenten. Es muy importante pedir un aumento razonable, aunque suficiente.

Si damos este paso para pedir un aumento que esté fuera de nuestras posibilidades o que realmente no sea significativo, podemos quedar muy mal ante la empresa (puede parecer que no sabemos lo que estamos haciendo).

Conviene, eso sí, pedir en principio una cantidad un poco más alta (con prudencia y sin excedernos), ya que lo normal es que el empresario intente regatear esa cantidad. Así podremos mostrar cierta flexibilidad a la hora de negociar el aumento.

3. La mejor forma de justificar este aumento

A la hora de pedir un aumento de sueldo nunca debemos justificarlo en lo que gana otro compañero. Debemos argumentar esta solicitud basándonos en nuestras propias capacidades.

Si realmente queremos convencer a nuestro jefe de que merecemos ganar más, lo más inteligente es justificar por qué lo merecemos, es decir, qué es lo que estamos aportando a la empresa.

Hablar de lo que gana otra persona puede hacer que nos respondan sobre por qué esa otra persona lo merece.

¿Cómo lo pedimos?

Ahora que ya sabemos que debemos hablar de nosotros mismos, tenemos que saber cuál es la mejor forma de hacerlo. En primer lugar, hablar en cantidades mensuales tendrá un mejor impacto psicológico en el empresario, ya que se trata de cantidades más pequeñas. Así será más fácil que nos concedan la subida de sueldo.

Pero lo más importante es en qué centrar el discurso. Debemos dejar suficientemente claros los motivos por los que merecemos que nos aumenten el sueldo.

Para ello es muy útil hacer un repaso previo de nuestros mejores éxitos profesionales, momentos en que hemos sabido sacar adelante una situación complicada. También debemos mostrar una actitud de compromiso con nuestra empresa y convencer a nuestro jefe de que estamos dispuestos a asumir responsabilidades que justifican el incremento en nuestro sueldo.

4. ¿Cuál es el mejor momento para pedirlo?

También es de vital importancia pedir el aumento de sueldo en un momento apropiado. Lo mejor es hacerlo cuando está reciente un importante éxito que hemos tenido en la empresa. En este momento, nuestras posibilidades son mucho más altas que en ninguno otro.

Pero también tenemos que observar y tener presente por qué situación está pasando la empresa en el momento en que queremos pedir el incremento.

Las circunstancias económicas de la compañía, si se están obteniendo buenas ventas, si se ha conseguido nuevos clientes, o si se está contratando a nuevos trabajadores, son elementos a tener presentes a la hora de solicitar un aumento de sueldo.

5. Cómo comunicar nuestra petición

No es necesario pedir aumento de sueldo por escrito. Se puede acordar una reunión con el superior, de tipo formal, para hablar sobre este tema. De esta manera, este escuchará atentamente todo lo que queramos exponer al respecto y se valorará mejor nuestra petición.

Debemos planificar con antelación este momento, ordenando nuestras ideas, recopilando todo aquello que queremos exponer, etc. No debemos olvidar ningún detalle, ya que nos jugamos mucho al dar el paso de pedir que nos suban el sueldo.

6. Qué hacemos si nos deniegan el aumento de sueldo

Lo importante si no acceden a nuestra petición es que afrontemos la negativa con deportividad. Si nos mostramos enfadados o frustrados (aunque pensemos que tenemos motivos), nuestros jefes lo valorarán muy negativamente. Es mejor que vean que tenemos la madurez suficiente para aceptar un no por respuesta.

Lo mejor es demostrar en el día a día que realmente merecíamos que nos subieran el sueldo, trabajando con profesionalidad y compromiso. De esta forma, tendremos motivos para volver a solicitar de nuevo la subida de tiempo pasado un tiempo prudencial (unos meses al menos).

Más información

Si deseas más información acerca del salario que corresponde a los trabajadores por cuenta ajena, haz clic en el siguiente enlace:

El salario y el tiempo de trabajo

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *