Saltar al contenido

10 Preguntas para hacer en una entrevista de trabajo como candidato

¿Cuáles son las preguntas que un candidato debe hacer en una entrevista de trabajo? Aquí tienes las 10 principales, ¡anótalas y no las olvides!

10-preguntas-para-hacer-en-una-entrevista-de-trabajo-como-candidato

Ya sabes que en una entrevista de trabajo te van a hacer bastantes preguntas, pero, ¿sabías que tú también debes interesarte por algunos temas? De ese modo verán que tienes verdadera ilusión por entrar a formar parte de la compañía. Aquí tienes 10 preguntas para hacer en una entrevista de trabajo como candidato, y que te ayudarán a pasar la prueba con éxito. También te contamos las cosas que no debes preguntar en ningún caso. ¡Suerte!

1. ¿Qué preguntar en una entrevista de trabajo?

1. Preguntas sobre la propia empresa

En Internet podrás recopilar bastante información sobre la compañía en la que quieres entrar a trabajar. Así que es importante que te apuntes todos los datos importantes que guarden relación con proyectos anteriores de la empresa, su historia, hacia dónde va, etc. Una vez que estés en la entrevista de trabajo, puedes utilizar esa información para hacer preguntas del tipo de las siguientes:

  • ¿Este puesto de trabajo ha sido creado recientemente?
  • ¿Los proyectos que tiene ahora la empresa son similares a los que ha realizado en el pasado?

Te verán como un candidato serio y verdaderamente interesado en trabajar en la organización.

2. Preguntas relacionadas con el salario

Al tratarse de un tema muy delicado, hay que tener especial cuidado con la forma de abordarlo. Aunque hay muchas empresas que hacen públicas las retribuciones en la propia oferta de trabajo, otras reservan este tema para la entrevista. El momento ideal para preguntar por el sueldo es cuando la entrevista esté a punto de finalizar.

Tienes que hacer las preguntas relacionadas con el salario con mucha formalidad y seriedad, preguntando por ejemplo:

  • ¿Cuál es el sueldo base para este puesto de empleo?
  • ¿Ese sería el sueldo base? (Si ya te han dado alguna idea)
  • ¿Existen posibilidades de conseguir un aumento en el futuro?

Si cuando esté finalizando la entrevista no te han dado ninguna información sobre el sueldo, no dudes en preguntar tú, siempre en tono serio y formal.

3.Preguntas sobre posibles beneficios extra

Es indiscutible la importancia del salario a la hora de aceptar una oferta de empleo, pero también hay otros beneficios de tipo adicional que pueden hacer interesante un trabajo. Razón por la cual, no debes dudar en hacer las siguientes preguntas en tu entrevista:

  • ¿Se hacen horas extra en la empresa? Y en ese caso, ¿cómo se pagan?
  • ¿Cuántos días de vacaciones tendría? ¿Y de asuntos personales?
  • ¿El horario es el mismo todo el año, o puede variar en alguna época?

4. Preguntas acerca de la formación de los trabajadores

En el mercado laboral actual es indispensable la formación continua, ya que permite seguir mejorando mientras se trabaja. De ahí la importancia de que preguntes qué opciones ofrece la compañía a los trabajadores para que sigan creciendo a nivel profesional. Puedes preguntar cosas como las siguientes:

  • ¿La empresa se hace cargo si decido ir a una exposición o congreso relacionado con el sector?
  • ¿Se pagan cursos de formación a los trabajadores de la empresa?
  • ¿Compartiría conmigo la empresa los gastos, si deseo realizar un máster que beneficie a la compañía?

2. Qué NO preguntar en una entrevista de trabajo

Al igual que hay preguntas para hacer en una entrevista de trabajo, hay otras que no se deben preguntar en ningún caso. Es más, son cuestiones que, si te interesas por ellas, puedes hacer peligrar seriamente tu candidatura.

Debes tener muy presente que un fallo, pos simple que sea, puede frustrar todas tus posibilidades de entrar a formar parte de una compañía. Veamos algunas cosas que nunca se deben preguntar en una entrevista de trabajo.

1. ¿Qué se hace exactamente en esta empresa?

Si preguntas esto, el entrevistador/a verá que no sabes nada sobre el lugar en el que aspiras a trabajar, y le darás muy mala impresión. Es fundamental que te informes antes por tu cuenta, y que no preguntes esto en la entrevista.

2. ¿Van a hacerme una prueba de drogas?

El entrevistador pensará: “¿Y por qué te preocupa esto?”. Jamás se te debe ocurrir hacer una pregunta semejante.

3. ¿Podría cambiar mi horario de trabajo?

Al hacer esta pregunta, haces ver que ya estás pensado en cambiar las condiciones que se te ofrecen. Y esto es algo que no va a agradar al entrevistador o entrevistadora, por lo que es mejor que, si te interesa la oferta, intentes adaptarte. Los posibles cambios debes plantearlos con el tiempo, si hay razones para ello.

4. ¿Antes de despedirme me harán alguna advertencia?

La impresión que das al hacer esta pregunta es evidente: que estás pensando en la posibilidad de que te despidan. Es decir, que no tienes seguridad de que te vaya a ir bien en la empresa. Así que no debes hacer ninguna pregunta que guarde relación con el despido.

5. ¿Me permitirán descansar?

Tal como puedes imaginar, el entrevistador no va a ver con buenos ojos que aún no hayas entrado a trabajar, y ya estén pensando en el descanso.

6. ¿Podré salir a fumar?

Como en el caso anterior, no será bien visto que antes de ser seleccionado ya estés pensando en si vas a tener tiempo para fumar. En la empresa quieren encontrar a una persona entusiasmada con el trabajo que puede conseguir, y no con el tiempo que va a tener para hacer otras cosas durante la jornada de trabajo.

Más información

En este artículo te hemos hablado de las preguntas que debes y no debes hacer tú en una entrevista de trabajo, como candidato. Pero en la siguiente entrada encontrarás las preguntas trampas a las que puedes tener que contestar: