Saltar al contenido

¿Qué es la movilidad reducida?

Te explicamos en qué consiste la movilidad reducida y cuáles son las ayudas disponibles para las personas que se encuentran en esta situación.

Movilidad reducida

Hay algunos tipos de discapacidad que provocan problemas de movilidad reducida en las personas que las padecen.

En este post de CursosInemWeb encontrarás toda la información que necesitas sobre este tema.

1. ¿En qué consiste tener movilidad reducida?

La movilidad reducida se refiere a la condición de las personas con una discapacidad de al menos el 33% que le supone unas dificultades funcionales para utilizar el transporte colectivo. 

En contra de lo que se podría pensar, no es necesario que una persona vaya en silla de ruedas para que se considere que tiene movilidad de reducida. Basta con que su discapacidad alcance el mínimo señalado, y le suponga las dificultades que hemos visto.

Para la determinación del grado de discapacidad igual o superior al 33%, el baremo de movilidad reducida determinará que existen dificultades a la hora de utilizar el transporte colectivo.

El baremo de movilidad aparece en el certificado de discapacidad o la resolución, después del grado total de discapacidad.

Puede ser positivo o negativo, y tiene que aparecer entre paréntesis una letra o número, detrás del cual se especificará si existe o no dificultad.

Este tema viene regulado en el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre.

2. Ayudas para personas con movilidad reducida

Existen diferentes tipos de ayudas para las personas con movilidad reducida que tienen como objetivo mejorar sus condiciones de vida.

A continuación vamos a ver cuáles son las principales:

Ayudas económicas

Algunas de las ayudas económicas que se conceden a nivel estatal para las personas de movilidad reducida son las siguientes:

  • Ayudas del SEPE relacionadas con el empleo y la situación laboral de personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  • Subsidios extraordinarios para quienes han agotado la prestación por desempleo.
  • Ayudas para el fomento del empleo autónomo de apoyo para futuros emprendedores con capacidades especiales.
  • Ayudas fiscales de la Agencia Tributaria: IVA superreducido en compras de vehículos para personas con movilidad reducida, deducciones en el IRPF, deducciones fiscales para adquirir y adaptar viviendas, etc.
  • Pensiones no contributivas de invalidez del IMSERSO para personas con al menos un 65% de discapacidad que cumplan determinados requisitos.

Ayudas económicas para la instalación de elementos de accesibilidad

  • Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que incluye una serie de ayudas para acondicionar aquellas viviendas en las que viva al menos una persona con una discapacidad igual o superior al 33%. Se pueden subvencionar estas actuaciones:
    • Las que guardan relación con la conservación exterior del edificio.
    • Las orientadas a la mejora de la accesibilidad, como instalar ascensores, rampas o salvaescaleras.
    • La adecuación interior necesaria para contar con unas mínimas condiciones de habitabilidad, higiene y seguridad.
  • En algunas comunidades autónomas se convocan ayudas y subvenciones orientadas a la rehabilitación de viviendas y la instalación de salvaescaleras y ascensores.

Ayudas técnicas

Se trata de una serie de sistemas o productos fabricados para solucionar los problemas de las personas con movilidad reducida, garantizando así una óptima calidad de vida.

Movilidad para personas con discapacidad

Algunas de las ayudas técnicas más frecuentes para las personas con movilidad reducida son estas:

  • Ayudas para el aseo y cuidados personales: esponjas de mango largo flexible, aplicadores de crema y champú, cortaúñas adaptados, elementos para elevar el inodoro, etc.
  • Ayudas para la movilidad: sillas que permiten las transferencias mediante un sistema de giro, bastones, rampas para facilitar la accesibilidad a determinados lugares con barreras arquitectónicas, andadores, plataformas elevadoras, etc. Otras ayudas técnicas para la movilidad menos conocidas son motos eléctricas, bicicletas adaptadas que se manejan con los brazos, y sillas adaptadas para la playa.
  • Ayudas técnicas para el hogar: son elementos pensados para que las personas con movilidad reducida se valgan por sí mismas en tareas que normalmente realizaban bajo supervisión. Entre ellas se encuentran giradores de grifos, sillas especiales para la ducha, asideros y barras para el baño o calzadores adaptados.
  • Ayudas para la comunicación: sirven para que las personas con movilidad reducida continúen relacionándose de diferentes formas. Son por ejemplo productos especiales para escribir a mano, ratones adaptados, punteros para el ordenador, etc.

Como ves existen muchas ayudas para las personas con movilidad reducida, por lo que si tienes una discapacidad que te hace encontrarte en esta situación, no dudes en solicitar aquellas que te puedan corresponder.