En qué me afecta el IRPF

¿Tienes dudas acerca de cómo te afecta el IRPF? En este artículo te damos toda la información que necesitas, ¡toma nota!
En-que-me-afecta-el-IRPF

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un impuesto personal y progresivo, que grava la renta de las personas físicas.  A continuación te damos toda la información acerca de cómo afecta este tributo a tu renta.

1. ¿En qué me afecta el IRPF?

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un tributo personal, ya que afecta a la renta de las personas físicas, según su situación personal y familiar. Este impuesto afecta, concretamente, a las rentas generadas durante un año por las personas residentes en España.

Este impuesto es progresivo, es decir, cuanto más ganan las personas, más tienen que pagar de IRPF. Existen otros tributos en los que se aplica un porcentaje fijo a todo el mundo. En cambio, en el caso del IRPF, al gravamen varía en función de los tramos de renta a los que se aplique.

El IRPF es un impuesto personal y progresivo, que afecta a la renta de las personas físicas en función de lo que ganan.

2. ¿Cómo afecta este tributo a la nómina?

Cuando se aplica el IRPF, lo que se percibe en la nómina puede verse tanto incrementado como disminuido. Las empresas tienen que retener a sus empleados un porcentaje de dicha nómina, que varía en función de lo establecido por Hacienda. La Agencia Tributaria tiene en cuenta el salario bruto de los trabajadores y sus circunstancias personales.

La empresa lo que hace es calcular cuál es la parte del salario bruto que hay que pagar a Hacienda en concepto de IRPF, y lo descuenta cada vez de la nómina del trabajador. Lo puede hacer de dos formas:

  • Prorrateando esta cantidad entre las 12 o las 14 pagas del año.
  • Aplicando un porcentaje menor del que corresponde durante los primeros meses del año, y ajustando luego el porcentaje, subiéndolo en los meses restantes. También puede hacerlo al contrario.

Por otro lado, existe una serie de circunstancias que pueden afectar también al tipo de retención aplicado. Tal es el caso, por ejemplo, del nacimiento de un hijo. Dichas circunstancias también pueden hacer que baje o suba el salario.

En todo caso, las empresas están obligadas a descontar de forma correcta el importe anual de lo que hay que pagar en concepto de IRPF del salario bruto del trabajador.

3. ¿Qué ocurre si se produce un error al aplicar la retención?

En caso de que haya un error a la hora de aplicar la correspondiente retención, el trabajador puede rectificarlo en la declaración de la renta. Aquellos cuyo salario bruto anual sea inferior a 22.000 euros no tienen la obligación de hacerla, pero es conveniente, ya que de esta forma Hacienda les devolverá aquello que hayan podido pagar de más por culpa de un error.

La empresa puede pedir al trabajador que entregue el modelo 145 de comunicación de datos al pagador, para aplicar de forma correcta el porcentaje de retención. En este modelo se indican los datos personales del trabajador, tales como su estado civil o el número de hijos, en su caso.

4. ¿Cuáles son los tramos de retención del IRPF?

Los tramos de retención del IRPF son los intervalos que la Agencia Tributaria establece para pagar en la declaración de la renta, y dependen del nivel total de ingresos de los contribuyentes. A estos se les aplica una serie de reducciones en función de las circunstancias personales en cada caso.

Estos tramos nos sirven para saber cuánto vamos a tener que pagar a Hacienda en la declaración de la renta. Con las tablas de IRPF y el Modelo 145 de retenciones podemos hacernos una idea previa de cómo afectará este impuesto a nuestro salario. Aunque luego habrá que tener en cuenta otros conceptos como las renta del ahorro.

En este momento tan solo existen cinco tramos de retención, distribuidos de forma progresiva. Esto significa que los tramos más bajos tienen el tipo de gravamen también más bajo, y van creciendo a medida que lo hacen las rentas de los contribuyentes.

A partir del ejercicio 2016, los tramos de retención establecidos son los siguientes:

  • 0 a 12.450 euros: 19%
  • 12.451 a 20.200 euros: 24%
  • 20.201 a 35.200 euros: 30%
  • 35.201 a 60.000 euros: 37%
  • A partir de 60.000 euros: 45%

5. ¿Cuáles son las rentas incluidas en este impuesto?

Para la mayoría de las personas, su principal fuente de ingresos es el salario obtenido de su trabajo. No obstante, a la hora de hacer la declaración de la renta, se incluyen otros conceptos en la renta:

  • Rendimientos procedentes del trabajo y las actividades económicas.
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales (variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente).
  • Rendimientos de capital (por ejemplo, los intereses de las cuentas bancarias).

Por otro lado, en el IRPF se contemplan una serie de deducciones en determinados gastos fijados por parte del Estado. Se aplican a todas las personas que residan en España y que cuenten con ingresos económicos propios.

Las Comunidades autónomas también pueden establecer reducciones adicionales para aquellas personas que residan en ellas, en función de lo que se establezca en sus competencias.

Más información

Agencia Tributaria- Retenciones

 

 

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *