Saltar al contenido

¿Qué hacer para no pagar mucho dinero a Hacienda después de haber cobrado el ERTE?

Descubre qué hacer para no pagar más en la declaración de la renta por haber estado en un ERTE.

Declaración de la renta y ERTE

Si has estado en un ERTE a causa del coronavirus, es posible que en la actual campaña de la declaración de la renta tengas que pagar una cantidad más alta. Te contamos cuáles son las consecuencias del ERTE en la declaración de la renta.

Índice del artículo

  1. ¿Cuánto hay que ganar para hacer la declaración de la renta estando en ERTE?
  2. ¿Y si tengo dos pagadores?
  3. Deducciones y errores del SEPE
  4. ¿Qué recomiendan los expertos?

1. ¿Cuánto hay que ganar para hacer la declaración de la renta estando en ERTE?

Para que sea necesario presentar la declaración de la renta habiendo estado en ERTE en 2020 hay que tener en cuenta el conjunto de los rendimientos brutos del trabajo del año pasado, que no pueden superar las siguientes cantidades:

  • 14.000 euros.
  • 22.000 euros, si la suma de las cantidades percibidas del segundo y siguientes pagadores, por orden de cuantía, no supera los 1.500 euros anuales en conjunto. 

Esto quiere decir que si por ejemplo, el SEPE ha pagado una cantidad bruta anual de 2.000 euros en 2020, y la empresa ha pagado 16.000 euros, existe la obligación de presentar la renta correspondiente al año pasado.

Y ello porque el total de 18.000 euros de rendimiento bruto del trabajo es de más de 14.000 euros anuales (que se tiene en cuenta al superar los 1.500 euros anuales el pagador que paga una cuantía menor). 

2. ¿Y si tengo dos pagadores?

Tener la obligación de presentar la declaración de 2020 no significa necesariamente que el resultado salga a pagar. Pero haber estado en un ERTE sí aumenta las probabilidades de que esto suceda.

Según los expertos, hay que analizar todos los rendimientos presentados en la declaración, al igual que las retenciones que ya se pagaron durante 2020.

En la medida en que el SEPE no ha realizado ninguna retención de IRPF en los pagos hechos durante el ERTE, es más fácil que la cuota de la renta sea a pagar.

ERTE y declaración de la renta 2020

3. Deducciones y errores del SEPE

Las deducciones por familia numerosa, ascendientes o descendientes con discapacidad a cargo, o las familias monoparentales con dos hijos que no reciban ninguna anualidad por alimentos no se encuentran afectadas, porque se vinculan al alta en la Seguridad Social o al cobro de prestaciones. 

No obstante la prestación por maternidad que reciben las mujeres con hijos de edad menor a tres años se vincula a la realización de un trabajo por cuenta propia o ajena, por lo que sí es interrumpida por un ERTE o cesa de actividad, ya no se cumplen los requisitos para cobrarla. 

Por otro lado, cuando hay errores en los pagos del SEPE, si este ya ha reclamado la devolución de las cantidades que se han abonado de forma indebida y se han devuelto a lo largo del año pasado, los datos fiscales se consideran correctos y reflejan los ingresos reales.

Ahora bien, en los casos en los que el SEPE ha pedido el reintegro de estas cantidades y la devolución no se ha hecho hasta 2021, posiblemente el borrador no refleje este ajuste. Lo que significa que el contribuyente tendría que cambiar el borrador para consignar las cantidades reales cobradas una vez que se descuenta la devolución. 

Finalmente, si el SEPE no ha reclamado aún el reintegro una vez llegado el momento de presentar la declaración, el contribuyente tiene que declarar los ingresos recibidos en total. 

Después, una vez que el SEPE solicite la devolución y esta se realice, el contribuyente podrá presenta la solicitud de rectificación de autoliquidación para modificar la declaración y recuperar las cantidades tributadas de más, en su caso. 

4. ¿Qué recomiendan los expertos?

Los expertos aconsejan revisar bien todos los datos antes de confirmar el borrador de la renta, sobre todo los que se refieren a las cantidades recibidas por parte del SEPE y las posibles devoluciones.

Para no tener problemas con el ERTE en la declaración de la renta de 2021 (es decir, la que se presentará el año que viene referida a este año), se recomienda ser previsor y guardar el dinero que se está adelantando por no retenerse la cuantía que corresponde, ya que después se reclamará en la declaración de la renta.

Otro consejo que se ha dado sobre el ERTE en la declaración de la renta es que el trabajador pida a la empresa o al SEPE que le retenga una parte de sus ingresos mayor, puesto que de no ser así, en la renta del año que viene lo más posible es que tenga que pagar una cantidad importante.

Además, ese hecho obligará a que presenten la declaración de la renta personas que no lo tenían que hacer por el momento, al cobrar menos de 22.000 euros brutos al año de un único pagador, o bien de varios si entre el segundo y los siguientes no sumaban más de durante 1.500 euros durante el ejercicio.

Estas personas podían decidir si presentar la declaración de la renta o no, según si por el resultado les convenía hacerlo.

Como has podido comprobar, el ERTE y la declaración de la renta son dos temas que van muy de la mano, por lo que hay que prestar especial atención a las cantidades cobradas por el expediente a la hora de presentarla.