Saltar al contenido

¿Te ha llegado un paquete sin haberlo pedido? ¡Es un nuevo fraude!

Toda la información sobre el nuevo fraude del que ya ha advertido el Gobierno de España.

Paquete fraude comercio online

Si te ha llegado a casa un paquete que no habías pedido, es posible que se trate de un fraude. En este post te contamos en qué consiste este engaño del que ya han alertado las Autoridades.

1. El fraude del paquete que te llega sin pedirlo

En España, al igual que en Alemania, Francia, Holanda o Reino Unido, hay miles de personas que están recibiendo a través de Amazon, Aliexpress, o eBay una serie de paquetes sin haber comprado nada.

Normalmente son objetos con un valor bajo, por ejemplo alguna mascarilla o semillas de plantas. Sin embargo hay que tener especial cuidado, ya que en realidad se trata de un fraude a nivel global, que tiene lugar mediante el comercio electrónico, y que es conocido como “brushing”.

¿Te ha llegado a casa un paquete con algún producto de poco valor, y que no habías pedido? ¡Ten cuidado! Seguramente se trate de un engaño.

El engaño consiste en lo siguiente: algunas empresas quieren simular que cuentan con un número importante de clientes, para así tener un mejor posicionamiento en marketplaces digitales y buscadores, y para ello suplantan la identidad de las personas que reciben estos paquetes que no han pedido.

El Gobierno, concretamente el Ministerio de Agricultura, ha alertado sobre este fraude. A este departamento le preocupa especialmente el envío de semillas, ya que hay muchos paquetes que lo que contienen son especies invasoras que pueden poner en peligro los ecosistemas autóctonos.

Así pues, el Ejecutivo ha pedido a quienes reciban estos paquetes que no de deshagan de ellos, sino que lo hagan saber al área de agricultura de la Delegación de Gobierno que corresponda, o a los servicios de Sanidad Vegetal de su comunidad autónoma, que procederá a destruir el material.

Fraude brushing

2. ¿En qué consiste el “brushing”?

Como hemos comentado antes, se trata de que tiendas online envíen paquetes que no se les ha solicitado, para que así parezca que tienen más clientes de los que en realidad tienen.

Pero como se señala desde el gobierno, introducir este material sin el certificado fitosanitario correspondiente está prohibido, y es un riesgo tanto a nivel de sanidad vegetal, por el peligro de las plagas que pueden acompañarlo, como a nivel medioambiental, al tratarse de especies invasoras.

 El brushing  surge por la competencia que ha surgido en el mundo del comercio online, un ámbito en el que millones de tiendas compiten en todo el planeta para aparecer en los primeros puestos de los buscadores de Internet, o de tiendas virtuales como Aliexpress o Amazon.

Lo que ocurre es que para alcanzar esas posiciones, o para que un marketplace llegue a recomendar un determinado producto, las marcas tienen que haber hecho grandes cantidades de envíos, y tener muchos clientes, votos y opiniones favorables.

Pues bien, cuando el envío llega, se suplanta a la persona a la que le ha llegado en los marketplaces, para así ganar críticas buenas, ya que este tipo de plataformas no dejan que un producto sea valorado si no se certifica que el usuario lo ha comprado antes.

Es por ello que tiendas que venden en estos sitios online mandan paquetes con poco valor y aleatorios, hacen una cuenta falsa con el nombre de quien recibe el envío y su dirección, y después dejan comentarios positivos sobre los productos. Para esto consiguen los datos personales de personas de forma fraudulenta, o se los compran a algún anunciante o consultora.

3. ¿Qué aconsejan las asociaciones de usuarios en estos casos?

Estas asociaciones aconsejan enterarse de cuál es el comercio que ha realizado el envío del paquete, y buscar en Internet para comprobar si se está suplantando la identidad de la persona que lo ha recibido.

Lo más fácil es poner en conocimiento del marketplace que la reseña que se ha dejado sobre el producto es falsa. También se puede poner una denuncia en la Agencia Española de Protección de Datos, o incluso en el Ministerio de Consumo.